Como encontrar ayuda profesional para las personas con TLP. Parte 1 de 2.

La búsqueda de un buen terapeuta puede ser una labor difícil.

Un terapeuta no capacitado puede ser peor que ninguno en absoluto.

La búsqueda de un buen terapeuta con que el se pueda trabajar en el tratamiento de un paciente con Trastorno de Personalidad Límite puede ser una labor difícil y es muy común que se tenga que evaluar a varios de ellos mediante un proceso de prueba y error antes de encontrar a la persona adecuada. Como todo el mundo, los terapeutas son seres humanos con virtudes y defectos que cometen errores, tienen sus malos ratos y a veces parecen inútiles. Algunos son más inteligentes que otros y también más hábiles en algunas cosas y en otras no tanto.

Por mucho, la principal queja de los familiares de los pacientes TLP es que encontrar un tratamiento efectivo para su ser querido es frustrante, caro y emocionalmente agotador. La demanda de terapeutas y psiquiatras con experiencia en el Trastorno Límite de Personalidad y que estén dispuestos a agregar a una persona con este trastorno a su lista de pacientes enormemente supera a la oferta.

En un mundo ideal, no debería ser gran cosa el conseguir una lista de posibles terapeutas, averiguar si tienen experiencia en el tratamiento de personas con TLP, elegir uno, llamarle, escuchar que estaría encantado de recibir otro paciente y concertar una cita para el día siguiente. Sin embargo en el mundo real, para la mayoría de las personas, encontrar a un médico eficaz resulta en un desafiante proceso de prueba y error.

Muchos terapeutas le dan suma importancia a un diagnóstico rápido y correcto a los pacientes TLP, no por razones terapéuticas, sino para asegurarse de no quedar atados a un tratamiento con ellos. Básicamente, los terapeutas desarrollan esta mentalidad por dos razones. En primer lugar, los TLP son el tipo de pacientes de los más desafiantes de tratar – si no los más difíciles. En segundo lugar, el tratamiento a los pacientes Borderline puede ser emocionalmente agotador para el terapeuta. Cada una de estas razones se alimenta de la otra.  Los trastornos de personalidad están más estrechamente tejidos en el yo de la persona que otros tipos de trastornos cerebrales. El TLP altera el proceso por el que una persona piensa, siente y actúa.

Como es lógico, los pacientes TLP con una capacidad funcional mínima, especialmente aquéllos que ya han sido diagnosticados y tratados del trastorno, con frecuencia llegan a su terapia con una actitud derrotista, después de todo el tiempo que han estado bajo tratamiento en uno o varios centros de salud mental sin poder lograr una mejoría. Por lo general, durante las primeras sesiones de terapia, los pacientes suelen hacer observaciones como: “No puede ayudarme”, “¿Por qué habría usted de ser diferente de los demás que en el pasado me traicionaron?”, “Yo soy demasiado defectuoso como para ser reparado”.

Todo esto tiene que ver con el hecho de que los pacientes Borderline probablemente son los clientes más difíciles que un terapeuta pueda atender. Los TLP ponen a prueba las habilidades de los terapeutas más experimentados y bien capacitados. Un dilema común es encontrar tiempo para explorar los temas más profundos siempre que un TLP sufra una recaída y entre en crisis. Otra es que algunos terapeutas, especialmente los inexpertos en el tratamiento de este trastorno, tienen dificultades para cumplir con sus propios límites, como el recibir llamadas por teléfono a altas horas de la noche y limitarlas a un número razonable. Una vez que comienzan los problemas, es difícil para el terapeuta invertir el curso sin ser demasiado crítico, negligente o desatento. En situaciones como éstas, un terapeuta no capacitado puede ser peor que ninguno en absoluto.

Los profesionales de salud mental son seres humanos. Como tales, tienen las mismas reacciones temperamentales de las demás personas cuando se enfrentan a la rabia y  a la culpa a pesar de que intelectualmente saben que no es personal. “Los pacientes TLP pueden ser hostiles y atacar”, dice Marsha M. Linehan. “Los terapeutas pueden sentirse tan asustados, enojados, frustrados o indefensos que simplemente rechazan brindar atención al paciente. Y eso es perjudicial para el paciente”. María, una mujer con TLP está de acuerdo: “muchos de los terapeutas que me trataron se asustaban por mi rabia y mi incapacidad para ser empática y formar una alianza con ellos. No quería mejorar. Sólo quería expresar la rabia. Siempre sentí que las personas que me trataban se disgustaban por mi actitud”. En el otro lado del espectro, puede resultar muy temeroso si los pacientes TLP tienen un comportamiento totalmente opuesto como idealizar a sus terapeutas, fantasear acerca de tener una relación con ellos y hacer de ellos el foco de sus vidas.

No se debe olvidar que los profesionales que se dedican al campo de la salud mental lo hacen porque quieren ayudar a la gente. Sin embargo, cuando un paciente no logra reponerse a pesar de los mejores esfuerzos del terapeuta, es muy tentador culpar al paciente por la falta de progreso e interpretar sus intentos de mejoría como manipulación, en lugar de preguntase si el tratamiento que está proporcionando es efectivo.

La terapia es un trabajo duro para el paciente. Transformar su manera de pensar, sentir y actuar y al mismo tiempo asumir la responsabilidad de las cosas que siempre culpó a otra persona, es un gran desafío para él.

Las personas con TLP que toman en serio su tratamiento, lo seguirán, quizás con ayuda de sus familiares y estarán comprometidos con él. Harán sus propias citas, serán honestos con sus terapeutas y harán cualquier tarea asignada por los terapeutas. La verdad es relativa, y cada persona con TLP deberá proceder conforme a su propia verdad en su propio tiempo y forma.  Algunos TLP reconocen que necesitan ayuda sólo después de haber tocado fondo, después de que alguien a quien aman termina la relación, terminan en la cárcel, o son internados y puestos bajo observación psiquiátrica.

Por lo general se necesita de una fuerte recaída que sirva como catalizador para que un Bordeline se enfrente a la verdad. No querer perder algo, tal vez. Ya no pueden culpar al jefe mandón, al cónyuge “infiel” o a los que lo tienen todo.  Pero la negación es algo extraño. Lo que algunas personas pueden ver como frustrante o tocar fondo, el TLP no necesariamente lo verá así. ¿Destruyeron una relación? Siempre encontrarán una nueva. ¿Lo despidieron de un trabajo que le gustaba? Culpa al jefe y búscate otro trabajo. ¿Perdió la custodia de los hijos? Es el maldito sistema judicial.

El miedo al cambio, el apabullante miedo a lo desconocido, es tan intrínseco, tan vasto, tan avasallante y abrumador, y es superior a cualquier trágico acontecimiento que pondría a la mayoría de las personas de rodillas. El choque no puede predecirse, ni manejarse. No puede ser provocado por el mayor de los esfuerzos o buenas intenciones por parte de otra persona.

Un buen consejo a los familiares es evitar inmiscuirse en la terapia de su paciente. Deben recordar que: “El viaje es de ellos, no suyo”. Se les puede apoyar, pero no se puede ser su plan de vida. No hay reglas simples. La rehabilitación de un TLP no es una lesión física. Se trata de la rehabilitación del yo total. Es muy importante que los familiares no olviden que si su paciente habla de lo que está sucediendo durante la terapia, ellos deben tomar una postura neutral, no estar ni de acuerdo, ni en desacuerdo con sus juicios, quejas, ira o devaluación. El Dr. Gunderson de la Universidad de Harvard dice: “sea positivo, pero tenga cuidado, ver demasiado progreso en su paciente puede ser mortal para su familiar. La lógica es que si entran en recuperación podrían perder su apoyo intensivo. Además, si sufren una recaída, los familiares podrían decepcionarse de ellos. Por supuesto, sea alentador y optimista, pero sea sensible a la enfermedad.”

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Como encontrar ayuda profesional para las personas con TLP. Parte 1 de 2.

  1. demona dijo:

    son excelentes tus articulos.
    Yo los comparto en mi web, siempre citando vuestra fuente. No se.. si quereis que haga algo mas me lo decis.
    un saludo y muchas gracias por tan importante informacion.

  2. Max dijo:

    Me alegra ver que hay páginas con información sobre TLP, pero necesito saber más. Estoy diagnosticada como tdah con características TLP de no se qué tipo…. algo que ni mi psiquiatra se ha atrevido a diagnosticar formalmente, me dió una carta para que la presentara en un centro de salud especializado para psicoanálisis, al que no he ido xq como es de la seguridad social, sólo me atenderían una vez al mes y creo que en grupo, y evidentamente no me puedo permitir un psicoanalista privado. He dado tumbos y más tumbos durante toooda mi vida, tengo 39 años,hace un año o poco más que me sugirió este posible problema mi psiquiatra, pero llevo años pidiendo ayuda y nunca me han diagnosticado con pulcritud ni seriedad, siempre he sido tratada como una persona molesta y con ganas de llamar la atención, y me refiero a los médicos , de la gente que me rodea, necesitaría páginas y páginas para describir cómo me han tratado y cómo me han hecho sentir,aunque a dia de hoy s consciente de mi problema procuro perdonar, pero el desprecio y maltrato que recibo es difícil que no deje huella y les aseguro que eso, ningún analista puede evitarlo, la gente es cruel y tampoco puedes contar a los cuatro vientos lo que te ocurre y que tu sensibilidad está tan a flor de piel que mataría cada vez que me ofenden o abandonan o rechazan o ….Y eso de que la familia te apoya, ES LA GRAN MENTIRA, no saben ni lo que significa y si además has tenido una muy mala relación con tus progenitores, no hay Dios que te ayude. En definitiva, quisiera tener información sobre como evitar que te hagan daño ya sea los de tu alrededor como los menos próximos, porque,además, cuando intentas explicarles lo que te pasa y cómo sufres te toman por “el pito del sereno” y para colmo ya saben tu punto debil que les aseguro utilizarán en tu contra.
    Alguien me puede ayudar???.
    Un Saludo.

    • Hanna Ki dijo:

      Estimada Max:
      Desafortunadamente el desconocimiento de la mayoría de las personas acerca de este tipo de trastornos da como resultado el maltrato, la estigmatización, el señalamiento y muchas conductas hirientes y desconsideradas para personas afectadas. Creo que ya has estado dando un gran paso al buscar ayuda para tener más claro tu diagnóstico. La terapia de grupo que he visto como en el caso de mi hija, es muy buena porque te identificas con personas que están viviendo situaciones similares a la tuya y eso te hace sentir comprendida y en un entorno que te permite expresarte libremente. Ojalá puedas experimentarla para que decidas si te funciona. Otro punto muy importante es acercarles este tipo de información a tus allegados para que despierten y se den cuenta de otra realidad que es la tuya y puedan apoyarte que es lo más importante en estos momentos en los que estás luchando tú sola por salir adelante. Y si te sirve, por último, acércate a blogs especializados sobre el tema donde también te puedes expresar. Hay varios muy buenos: sin-limite.org., soyborderline.com. Deseo que encuentres la ayuda que buscas.
      Recibe un gran saludo.
      Hanna Ki

  3. desconcertada dijo:

    Estimada Hanna Ki,
    necesito que como administrador de “ayudatrastornopersonalidad.com” borre una entrada que hice hace muchos meses a su página por motivos personales que no puedo explicar aquí
    ¿Qué debo de hacer para que la elimine?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s