Temas relacionados con el tratamiento del TLP en los adolescentes.

Los médicos expertos pueden tener dificultades para hacer un diagnóstico preciso del Trastorno Límite de la Personalidad en un adolescente.

Es importante tener en cuenta que incluso un médico experto puede tener dificultades para hacer un diagnóstico preciso del Trastorno Límite de la Personalidad en un adolescente. Los síntomas del TLP a menudo se superponen con otras condiciones de salud mental de un adolescente común y resulta difícil hacer un diagnóstico definitivo antes de la edad adulta. Entre estos síntomas se encuentra el trastorno de oposición desafiante, el de conducta y el trastorno de hiperactividad por déficit de atención. Estos son tres de los trastornos más comunes detectados por los psiquiatras infantiles, por lo que no es inusual que los adolescentes con TLP sean diagnosticados con uno de estos trastornos.

También es el caso que muchos adolescentes padecen de TLP y alguno de estos otros trastornos, complicando el cuadro de diagnóstico aún más. Por eso es tan importante para los padres preguntarle al psiquiatra acerca de cómo y por qué llegó a ese diagnóstico. También pueden preguntar si alguna de las condiciones mencionadas fueron consideradas y si es así, por qué fueron o no descartadas.

Debido a la complejidad de este trastorno, los terapeutas psiquiátricos deben considerar las siguientes características al desarrollar un plan de tratamiento:

  • La depresión crónica es resultado de los continuos sentimientos de abandono. Aunque la depresión del TLP es intensa y generalizada, los psiquiatras deben descartar una depresión mayor o considerarla como un trastorno comórbido (trastorno asociado).
  • Incapacidad a estar solos: El miedo crónico de abandono también conduce a estos adolescentes a tener poca tolerancia para estar solos. Esto resulta en una búsqueda constante de compañía, sin importar que sea poco satisfactoria.
  • Aferrarse y distanciarse: Las relaciones tienden a ser dañinas debido a que los adolescentes alternan entre el aferrarse y el distanciarse en sus comportamientos. Cuando se aferran, exhiben un comportamiento dependiente, indefenso, e infantil. Sobre-idealizan a la persona con la que desean estar todo el tiempo, constantemente buscándola para que los tranquilice y les brinde seguridad. Cuando no pueden estar con la persona elegida, su comportamiento se sale fuera de control, con rabietas y automutilación. El distanciamiento se caracteriza por la ira, la hostilidad y la devaluación, generalmente derivados de la incomodidad con la cercanía.
  • Separación – Splitting: Es un término que describe la dificultad con la capacidad para mantener pensamientos, sentimientos o creencias opuestas acerca de sí mismo o de otras personas. En otras palabras, los atributos positivos y negativos de una persona no se unen entre sí en un conjunto coherente de creencias. La separación – splitting – es el principal mecanismo de defensa en los pacientes TLP. Ven a todas las personas, incluyendo ellos mismos, como todo bien o todo mal. Por ejemplo, si el terapista apoya al paciente, éste será idealizado. Si se ve amenazada la relación terapista-paciente – digamos que el terapista se va de vacaciones, la imagen de prestador de atención médica cambia a la de un cruel perseguidor.
  • Manipulación: Los temores de separación son tan intensos que estos adolescentes pueden convertirse en unos maestros de la manipulación. Están dispuestos a hacer lo que sea para lograr un alivio de su ansiedad de separación. Su engaño más común es enfrentar a las personas, incluyendo a su terapista principal contra sus pares.
  • Auto – Destructivos: La automutilación es característica en el Trastorno Límite de Personalidad. Normalmente, su comportamiento consiste en hacer gestos manipuladores, pero algunos de sus actos pueden resultar fatales. Los intentos de suicidio son muy comunes y normalmente tienen lugar en lugares relativamente seguros, como la ingestión de píldoras en el hogar al mismo tiempo que le están avisando a otra persona por teléfono. Otros comportamientos autodestructivos incluyen cortarse y quemarse, por ejemplo, es común en los adolescentes utilizar un borrador de lápiz para quemarse frotándose la piel.
  • Impulsividad: Un pobre control de impulso puede empujar al abuso de sustancias, borracheras, atracones, conducción temeraria de automóviles, promiscuidad sexual, gastos excesivos o juegos de azar. Estos comportamientos pueden ocurrir en respuesta a un abandono real o percibido.

Fuente:
www.medscape.com What Therapy Is Recommended for Borderline Personality Disorder in Adolescents? Mary E. Muscari, PhD.
www.about.com Diagnosing Borderline Adolescents, What You Need to Know About the Diagnosis of Borderline Personality in Teens, Kristalyn Salters-Pedneault, PhD, Revisón, 1 de octobre de 2008

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s